¿ESTÁS BUSCANDO ALGO Y NO SABES DÓNDE ENCONTRARLO? PRUEBA NUESTRO BUSCADOR

Suscríbete al Blog de PUNTOCOMA

viernes, abril 18, 2008

ENTREVISTA A LUIS ARTIGUE SOBRE SU NUEVA NOVELA "LA MUJER DE NADIE"


Hace unos días se presentó en León la última novela del escritor leonés Luis Artigue. Hoy incluímos una entrevista al escritor en la que habla sobre diversos aspectos de su trabajo y de su novela.

“Leer novelas nos retrasa la muerte”.

Luis Artigue publica en la Editorial Linteo LA MUJER DE NADIE, una novela sobre el donjuanismo femenino en el México surrealista.

Luis Artigue nació en León en 1974. En su debut narrativo -EL VIAJERO SE HA IDO, COMO ES LÓGICO (Linteo, 2003)- recreó el mundo de la bohemia del París de los locos años 20.

“Una novela brillante que introduce con habilidad al lector en un mundo repleto de sugerencias” (José María Merino).
“Personalmente al terminar de leer esta novela tuve ganas de releerla y eso es lo mejor que se puede decir de cualquier lectura” (Carmen Gómez Ojea).
“Empezando por el título en estas páginas abundan las frases con vocación de cita literaria” (Juan Pedro Aparicio).
“Una historia contada con originalidad, elegancia y fina mano literaria… Un autor al que conviene seguir” (Luis Mateo Díez).

Su obra lírica, por la cual ha obtenido entre otros el Premio Esquío y el Premio Ojo Crítico de RNE, está reunida casi totalmente en el volumen EMPEZAR POR NÚMERO TRES (poesía 1995-2005).
Ha obtenido el Premio Joven de Narrativa Fundación UCM por su segunda novela LAS PERLAS DEL LOCO VENTURA (Edaf, 2007): “Obra imaginativa habilidosamente trazada” (Ricardo Senabre, El Cultural). “Un autor en posesión de una rara madurez literaria” (Juan Angel Juristo, ABC).

Lee la entrevista completa en ESTE ENLACE

1 comentario:

JuanLuisGarcia dijo...

Este libro es una novela fantástica inspirada en la vida y la obra de la pintora surrealista Remedios Varo. ¿Qué tiene de especial esta mujer?

Es bueno saber y recordar que ha habido gente valiente, apasionada y fascinante en este mundo, la cual no sólo nos ha precedido sino que nos ha allanado el camino. Gente audaz, que se entregaba, que no se vendía… Remedios Varo forma parte de ese elenco de gente pionera que no se conformó con lo evidente e hizo de su vida y su obra una epopeya en pro de una humanidad mejor, y por eso ahora su vida y su obra constituyen una cima cultural digna de ser apreciada y emulada… Ser mujer hoy es lo que es y lo que será gracias a personas como Remedios Varo. Y sabemos que necesitamos revisar y hacer avanzar nuestros actuales modelos de masculinidad gracias a la libertad mental que generó y propagó gente como esta mujer y personaje.

Remedios Varo en esta novela vive de primera mano los inicios del surrealismo catalán, conspira a favor de la República durante la Guerra Civil, escapa in extremis de los nazis en el París de la II Guerra Mundial y vive el apogeo cultural del México de la segunda mitad del siglo XX. ¿La libertad mental de esta mujer no viene determinada por su tormentosa biografía?


No sólo por su biografía sino también por el esfuerzo puesto en preservar cierto sentido de lo mágico, y por el empeño centrado en elevar su personal nivel de conciencia a pesar de la crudeza de la realidad. Remedios Varo encarna hoy como nadie la pasión por la vida y la necesidad de la imaginación como respiradero de la existencia frente a las adversidades. De hecho Remedios Varo practicó y fomentó la libertad vital y la lucidez radical y no fue sólo eso lo que la hizo admirable, sino también el hecho de que tomara un camino distinto y nunca se rindiera. Por eso creo que esta novela no sólo llevará al lector a una época divertida y fascinante -el París surrealista y el México de los grandes muralistas- sino que además le enseñará vívidamente los beneficios terapéuticos de la imaginación, y el valor trascendental de la perseverancia.

¿La novela se titula La mujer de nadie porque la protagonista es una suerte de Don Juan femenino?


No. O no sólo por eso. Más bien al terminar de leer esta novela uno se queda con la sensación de que ninguna mujer es de nadie; que los hombres de todas las mujeres –incluso de las nuestras- son siempre los que no están, los que nunca han estado, y a los hombres reales nos queda el ingrato trabajo de rellenar el hueco de esas ausencias.

¿Pero no me negará el hecho de que uno de los temas de La Mujer de Nadie es el donjuanismo femenino?


Bueno, sí, Remedios Varo conoció y amó a hombres y mujeres rebeldes como el pintor anarquista Gerardo Lizárraga, el poeta y soldado surrealista Bernjamín Péret, la escritora Anaïs Nin y alguna otra gente interesante pero todas esas personas que habitaron su mundo sentimental no conforman un puzzle ni un mero suma y sigue, sino un viaje y una ambiciosa búsqueda… Como ella misma dice en un momento de la novela: “busco como pareja a alguien que se atreva a profundizar en mí… Y una deja de buscar cuando encuentra”. Pero, en medio de ese trepidante torbellino vital, pasará de pronto algo que trasformará la forma de concebir las relaciones que hasta entonces tenía nuestra protagonista, y dejará asombrado al lector.

¿Y esta novela se ajusta a la realidad biográfica de Remedios Varo?


La mujer de nadie es una novela de ficción en la que la imaginación, la acción, la reflexión y la invención cobran mucha importancia. Por eso intenta ajustarse a la realidad histórica y espacial pero no es una biografía sino una novela de aventuras. En este sentido ya existen dos excelentes libros con apéndices biográficos sobre Remedios Varo escritos uno por Beatriz Varo y otro por Janet Kaplan. Por eso mi intención no era contar qué y cómo vivió Remedios Varo, sino conseguir una novela que mostrara quién era Remedios Varo y quiénes somos nosotros gracias a ella.

En estas páginas encontramos también un documentado homenaje al surrealismo. ¿Qué aportó, en su opinión, el surrealismo a la historia de la cultura?


El surrealismo fue un impulso de libertad, de experimentación, y toda una explosión de creatividad. Influidos por la obra de Freud y su descubrimiento del inconsciente, un grupo de creadores se dio cuenta de que el academicismo, él convencionalismo, la lógica y las ataduras morales estaban constriñendo al ser humano. Por eso iniciaron una revolución en pro de una cultura más libre y menos uniformizada. Y por eso trataron de vivir y crear al dictado de sus sueños y su inconsciente sin importarles que la sociedad cartesiana mirara con recelo al surrealismo y lo entendiera como una puerta abierta al caos.

¿Y qué puede aportar el surrealismo hoy a nuestras vidas?

Hoy el surrealismo –con su libertad, su modo de normalizar lo invisible y lo imposible, su visión de la vida como juego, su desorden creativo- no sólo es un instrumento útil para que conozcamos nuestras verdaderas posibilidades y a nosotros mismos, sino que puede ayudar también a combatir y subvertir la monotonía -ese lastre que mina nuestras capacidades y se erige así en anticipo de la muerte-. El surrealismo es lo opuesto al conformismo, a lo obvio y a la rutina. Y esta novela igualmente pretende ser lo opuesto a esas tres palabras; sobretodo lo opuesto a la rutina.... De hecho estoy convencido de que las novelas existen porque al leerlas entre otras cosas combatimos la rutina y, así, retrasamos la muerte.

Usted ya ha publicado antes dos novelas. ¿Cree que ésta gustará o desconcertará a sus lectores anteriores?


Espero que ambas cosas. La mujer de nadie, aunque se publica ahora, en realidad es la segunda novela que escribí -antes que Las perlas del loco Ventura- y en ella está el París repleto de mujeres fascinantes y la pasión por el lenguaje de mi primera novela, y también hay mucho de la imaginación y el realismo con impregnaciones fantásticas de la segunda. Además de esto creo que, sin ser una novela de intriga, en La mujer de nadie hay más intriga que en las dos anteriores.

Además ha publicado también poesía, y escribe regularmente en prensa. ¿Qué diferencia hay entre el Luis Artigue poeta, el Luis Artigue novelista y el Luis Artigue articulista?


La poesía es caprichosa y, casi, autoritaria. Los poemas “me tienen que venir”. Por otro lado los artículos de prensa siempre son una mezcla de oficio, criterio personal y estilo. Pero en mis novelas trabajo mucho antes de empezar a redactar: ideo la trama, investigo sobre los espacios, los momentos históricos, la psicología de los personajes, de tal modo que cada novela es un proceso en el que crezco intelectual y vitalmente. Y es que aunque ahora estén de moda las novelas de evasión en origen la novela existe para hacernos personas más abiertas y más formadas.

¿Qué tipo de persona se considera usted respecto al mundo de hoy?

Me empeño en ser un ciudadano atento y activo.

¿Cuando se pone a escribir tiene algún sitio concreto que le ayude a inspirarse?


Tengo una buena capacidad de concentración y la verdad es que con el tiempo he conseguido escribir ya en cualquier parte. Ni siquiera necesito soledad o silencio… Pero la inspiración no me suele pillar escribiendo sino viajando, de copas, en el cine, en el teatro, leyendo… Escribir para mí es tratar de recordar mis momentos de inspiración.

¿A quién le recomienda leer La mujer de nadie?


A quien le guste que le cuenten cosas, a quien nunca hubiera deseado enamorarse de una mujer donjuán, a quien no le hubiera importado, a quien haya soñado alguna vez con convivir en la misma casa con su marido y su amante estando ellos de acuerdo, a quien no se conforme con lo normal y lo de siempre, a quien crea que ha perdido la capacidad de sorprenderse, a quienes la mayoría de las cosas les dejan de piedra y a quien no sepa volar.