¿ESTÁS BUSCANDO ALGO Y NO SABES DÓNDE ENCONTRARLO? PRUEBA NUESTRO BUSCADOR

Suscríbete al Blog de PUNTOCOMA

lunes, enero 29, 2007

EL VIAJE DE SAID Premio Goya Cortometraje de Animación


Said, originally uploaded by tabona25.

EL VIAJE DE SAID ha resultado ganador del Premio Goya de la Academia de Cine Español en la categoría de Mejor Corto de Animación, categoría en la que competía BROKEN WIRE.

Enhorabuena a todo el equipo de EL VIAJE DE SAID y al resto de cortos nominados, desde la web de PUNTOCOMA, reponsables de la grabación de la banda sonora de BROKEN WIRE.

Llegar tan alto ha merecido la pena y todas las alegrías.

Podeis ver un fragmento de EL VIAJE DE SAID en ESTE ENLACE

2 comentarios:

MEZQUETILLASVK dijo...

Hoa compañeros.

Soy el responsable de los Efectos Sala y de haber colgado el trailer.

Los premios siempre tienen algo de injusto por tener que elegir y las decisiones son siempre subjetivas.

Felicidades por vuestro trabajo y recordar que este corto es en homenaje a los más de 50.000 muertos que han dejado su vida en el estrecho. A todo el " Mundo Civilizado " se nos deberia caer la cara de verguenza.

Abrazos

JuanLuisGarcia dijo...

Noticia aparecida en www.elmundo-lacronica.com el martes 30 de enero de 2007

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

El cine de León en la antesala del éxito


MADRID.— El Palacio de Congresos de Madrid acogió el pasado domingo la entrega de los premios de las artes y las ciencias cinematográficas Goya 2007. Entre los asistentes, se encontraba un grupo de jóvenes leoneses con arrojo y ganas de comerse el mundo. En las nominaciones a mejor cortometraje de animación aparecía Broken Wire, un cortometraje dirigido por Juan Carlos Mostaza, con guión de Guiana Fernández y producido por Maxinema.

Sobre las siete de la tarde, los nervios de los nominados estaban ya a flor de piel. La espectacular puesta en escena de la entrega de premios iluminaba con ínfulas hollywoodienses a lo más granado de entre los actores, directores y productores que campan por España. Olor a ropa de estreno, espaldas al aire y flashes por doquier. De entre los actores más buscados se encontraba nuestro mejor embajador en Estados Unidos, Viggo Mortensen. 'Alatriste' lucía su 'look' de mafioso ataviado con una insignia de oro del escudo de León. ¡Olé!.

La recua leonesa se mezclaba entre todos los famosos y famosas con las pupilas agigantadas por tanto glamour. ¡Mira, es Leonardo Sbaraglia! Decía a voz en grito la coguionista y productora leonesa Guiana Fernández mientras apretaba las piernas en semigenuflexión… ¡Anda…, si es Elena Anaya!, exclamaba Juan Carlos Mostaza. En fin. Un ir y venir de actores; muchos de ellos, ofreciendo su sonrisa y peloteando a directores para alejar de ellos la inactividad.

En esto empezó la gala. Una retahila de payasadas de José Corbacho arrancaban las carcajadas del aforo mientras la comitiva leonesa se comía las uñas. Tuvieron que pasar muchos premios hasta el momento de la verdad. El presentador de televisión Santi Millán abría el sobre del premio al mejor cortometraje. Se podía oír entre el bullicio los corazones, a mil, de Juan Carlos Mostaza, Guiana Fernández, Oscar Xiberta, Jorge Manuel Pérez y Fernando Ríos. El estrafalario de Millán echó entonces un jarro de agua fría sobre estos jóvenes, y daba el premio al cortometraje El viaje de Said, de Coke Riobóo. «Este premio ha sido dado, como muchos de los Goya, por amiguismo», revelaba al séquito leonés Javier Fernández, ejecutivo de la productora Cinearte. En fin. «Resignación y a disfrutar», dijo entonces Juan Manuel Pérez. Dicho y hecho. Al productor del corto, sin embargo, no le sedujo la idea. Fernando Ríos se fue, sin despedirse, para no volver…

A buscar celebridades se ha dicho. De entre ellas, Viggo Mortensen, que no dudó un instante en charlar y fotografiarse con Mostaza, un gran admirador de su trabajo. Entre flash y flash, se acercó la ministra de Cultura, Carmen Calvo, que nada más oír la palabra León de la boca de quien ahora escribe se transformó en política agradable y complaciente. «En España se han hecho más de 200 cortos», decía la ministra a un atónito Juan Carlos Mostaza. Con evangelización preelectoral, Carmen Calvo le explicaba que «una ley que promoverá el Gobierno ayudará a la edición de cortometrajes». El equipo de Broken Wire se daba por satisfecho al conocer a la reguladora estatal y sus promesas de financiación… sin llegar a comparar éstas, con las ayudas a la Catedral recibidas por el Ministerio.

Y después de frotarse la espalda con los famosos llegó la pitanza, la bebida y el desenfreno. Ríos de alcohol corren por mis venas… parecía decir una María Adanez (Aquí no hay quien viva) sobre las tres de la mañana… El equipo de Broken Wire se perdió por la noche madrileña hasta altas horas de la mañana festejando haber llegado a la antesala del éxito. A la mañana siguiente, la resaca les recibía en la pista de salida para revalidar la nominación y reeditar el nombre de la película ganadora del Goya a la mejor película: Volver. Juan Carlos Mostaza, y su joven equipo ya saben, ahora, que llegar a ganar un Goya es posible. Faltó un padrino, o dos. De talento, están sobrados.